Aquí estoy

Me gustaría poder contar

Cuántas miradas

Se cruzan con la mía

En plena Gran Vía.

 

Podría decir que miles

Fueron el número aproximado

De aquellos que intentaron

Contarme algo a través de su mirada.

 

Algunas me llenaron,

Otras me vaciaron,

Pero ninguna pudo contarme tanto

como tu silencio más amargo.

Fue en plena multitud,

Cuando mi mirada

Vio mundo

A través de tus ojos marchitos.

 

Entendí que el mundo

Era un pañuelo,

Que, por compartir,

Compartíamos los mismos fracasos.

 

También los mismos sueños,

aunque frustrados,

Los mismos tira y afloja,

Y los mismos miedos.

 

Entonces decidí llamar a la suerte,

, o como alguien

Decidió llamarlo,

Destino.

 

Porque si nuestras miradas

Se cruzaron en plena Gran Vía,

¿Por qué no lo harían

en cualquier otra salida?

 

Y aquí estoy,

Tres años después

Que, por el miedo a perder,

Perdí todas las historias que hablaban de ti.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s