Así

Dejé la puerta abierta

por si al mirar atrás,

decidías volver.

 

Así dejé sin coser las heridas,

esperando con la luz apagada,

con miedo a perder.

 

Y así, perdiendo, perdí el miedo,

el sueño, y, sobre todo,

las ganas de volverte a ver.

 

Tú que me dijiste que

a veces se gana

y otras

se pierde,

no entendiste

que cuando

decidiste volver

yo ya había decidido

perder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s